Archivo | Libros RSS feed for this section

Mi cuento “La Cosa”

1 Feb

Después de más de medio año -no sé qué me pasó se me olvidó no sé :p – pero les comento que el libro publicado en junio de 2013 “Queda la música” de la escuela de escritores de Madrid contiene un cuento mío llamado “La Cosa”. Se puede adquirir en esta liga 🙂

http://escueladeescritores.com/presentacion-queda-musica/

Besos 🙂

Fabs

Twitter: @fabiola_vv

Ana Karenina

13 Oct

Quiero leer “Ana Karenina” de León Tolstói. Vi que esta bien gordote y casi me desanimo, pero quien podría desanimares con esta primera frase:

“Todas las familias felices se parecen entre sí; del mismo modo que las desgraciadas lo son, cada una a su manera”.

Bestiaaaaaa!!!!
Que frase inicial tan espectacular!!!!!!

Libro “Toma el Control de tu Dinero”

1 Oct

Hace muy poco, mucho muy poco, que empecé a leer sobre Finanzas Personales; mi amiga Mayte @maytecilla fue quien me indujo con un libro que me regaló en mi cumpleaños, del cual ya escribí aquí mismo en el blog.

Como ya estaba digamos “encarrerada” me prestó otro: “Toma el control de tu Dinero” de Karla Bayly.

Lo primero que me gustó de él fue que está pequeño, dije: En una sentada me lo echo! –jaja –. Efectivamente, tiene pocas páginas pero requiere de un análisis mucho más profundo del que me hubiera imaginado. Porque lo más curioso sobre este libro es que casi es un descubrimiento al interior, como un trabajo de introspección.

Cierto, la portada no es de lo más atractiva, creo que es algo en su contra que no merece. Y el texto a veces es muy técnico; para alguien como yo que no tiene ni un gramo de conocimientos en finanzas (más que lo que me enseñaron en la universidad) pues de repente mi mente divagaba, lo acepto.

Sin embargo, como lectora veo en este libro un acierto grande en cuanto a su relación escritor-lector, y éste es que presenta un análisis personal luego de cada sección.

Me  explico, cuando un libro te habla sobre nuevos paradigmas, nuevas formas de pensar, de actuar, de Ser, y es únicamente el locutor hablando y hablando, pues uno como lector, la verdad divaga y se pone con la mente en blanco de tal manera que de repente pasaste 3 párrafos y no sabes ni de qué tratan.

Este libro induce al auto análisis de una manera muy poderosa. Porque miren: te explica el concepto, te explica los motivos, el por qué, el cómo, y después te hace pensar. Ay pero tan a gusto que yo estaba! :p

Te hace pensar en tu propia vida, en tus valores, en tus estándares, en tus metas. A veces tenemos todo esto tan difuso que necesitamos que alguien nos lo pregunte y nos orille a responder. Y ella lo hace.

Se los digo: Sería una lástima que en su búsqueda por libros sobre finanzas personales en la librería, en Sanborns (GOL!) o en Gandhi (Otro gol, pero bien ganado :p) dejaran pasar esta reliquia.

No lo debemos pasar por alto los que nos iniciamos en esto y mucho menos los que ya tienen experiencia. Es más, me atrevo a decir que 9 de cada 10 experimentados en finanzas personales lo han leído. Así de bueno está.

La autora sabe de lo que habla, se le ve que sabe de lo que habla, y lo explica de una manera amistosa y desprendida, presiento que sin guardarse nada. Se siente libre, honesto y real. Lo que siempre es muy valorado.

¿Para quiénes va dirigido? –A mi entender, a como lo veo yo, Yo de mí –.

Para quienes deseen emprender un negocio propio.

Para quienes deseen quizás asociarse con alguien para tal negocio.

Para quienes se les dificulta hablar con su pareja sobre dinero.

Para quienes desean enseñar a sus hijos la importancia del ahorro.

Para quienes deseen salir de deudas (¡¿quién dijo YO?!)

Me gustó tanto que me lo compré; porque además, la autora presenta una teoría que suena tan sencilla cuando te la explican, pero que es tan, pero tan, pero TAN difícil de entender:

La ruta es: “Ser-Hacer-Tener”. Y no al revés.

Es decir, no hago algo y por eso soy; no tengo algo y por eso soy.

Pero más importante: Primero hago y después tengo. Recalquemos: primero Hago, y después… Tengo.

Cuánto hubiera yo querido entender esto cuando me ahogaba en las tarjetas de crédito.

Porque para tener compraba con dinero Prestado del banco (eso es una tarjeta de crédito, lamento romper la burbuja :p). Y cuando ya tenía los bienes entonces trabajaba para pagar por ellos, porque se me iba mi quincena en los pagos a las tarjetas, trabajaba para pagar lo que había obtenido antes con dinero prestado; es decir, hacía después. Y hacía muchísimo más porque no sólo el costo de los productos y/o servicios, sino también intereses ¡!

Pero antes de Tener hay que Hacer, ella lo dice claro. Y como yo entendí es: Ahorrar para comprar con Mi Propio Dinero sin pedirle prestado a Nadie.

Y esta teoría de Ser-Hacer-Tener puede aplicar en muchas áreas de nuestra vida y no únicamente en las finanzas.

Y que para poder hacer un cambio en mi manera de actuar, tengo que cambiar mi manera de Ser. El cambio tiene que venir de adentro. Es una búsqueda personal, pero ciertamente Karla Bayly nos ayuda bastante para ello con este libro, que efectivamente leí en una tarde, pero que me tendrá meditando mucho, mucho tiempo; esperando lograr eso que plantea: controlar Yo a mi Dinero.

Feliz lectura!

Ranting Away,

Fabs

@fabiola_vv

 

Finanzas personales, Uy qué aburrido!

24 Sep

En mi cumpleaños este pasado 23 de Agosto (todavía acepto regalos hasta el 22-08 del 2013 :p), mi amiga Mayté @maytecilla me regaló el libro “Diario de una Oveja Financiera” de Sonia Sanchez Escuer, trata sobre finanzas personales.

Lo confieso: no tenía demasiadas ganas de leerlo. Siempre pensé que preocuparse por el dinero, llevar un registro de gastos (como ya me habían dicho que el libro recomendaba) lo volvía a uno un tacaño.

Para mí la cuestión con el dinero era sencilla: lo tienes o no. ¿Tienes en tu bolsa en este momento para pagar esa cuenta que te está llegando? Sí, bien. No, búscale cómo.

Como ven, era una cuestión un tanto incierta, pero preocuparme por el dinero, para mí, era jugar con la tacañería.

Pues bien: Auto-Fail! Porque más equivocada no podría haber estado.

Empecé el libro con todas esas ideas preconcebidas y sabiendo de antemano que no iba a llevar un registro de gastos -qué flojera!-, pero dije: Qué puedo perder?, nunca he leído sobre finanzas personales. Uff, bien motivada, no?

Ok, ahí les va: este libro me cambió la vida (Lo leí en 36 horas, ajá, lo empecé un Lunes en la mañana y el Martes a mediodía lo terminé, In-creí-ble). Y en día de trabajo, pa que más te guste! Que mi jefe no lea esto :p

Pero está Grueso! Porque sí recomienda un registro/presupuesto de gastos, pero hace mucho más. Oh, tanto más!

Empezando porque la lectura es rapidita, fácil de comprender y muy fluida. Lo que sí me di cuenta, y espero no ofender a la autora (aunque no es ofensivo, a mi ver :p) es que los temas se suceden uno a otro sin que yo pudiera muy bien entender el orden. En mi mente cuadrada de ingeniera si se inicia con A, luego viene B, o quizás A.1. Mi cerebro funciona así, raro.

Pero le concedo que a pesar de esto (o quizás gracias a ello) es una lectura que se sucede bloque a bloque sin que uno los sienta y de veras que vas aprendiendo.

Lo que me impactó fue el punto de las “chambitas adicionales” -jaja-. Verán, el libro básicamente presenta 5 grandes rubros en los que tus gastos se dividen:

– Gastos Fijos

– Gastos Variables

– Ahorro para el Retiro

– Fondo para Emergencias

– Metas

– (Yo agrego como punto adicional: el diezmo)

OJO que esto es mi percepción del libro y a lo mejor la autora ni al caso :p

O sea no se crean que así te los divide, yo aquí ya metiéndome en polémica tan temprano. Pero así lo entendí yo, mua de mí!

Ella hace un gran caso y presenta todos los motivos para empezar a ahorrar para tu retiro desde ya y sin importar tu edad actual (tanto que me convenció y aunque lo leí hace un mes, ya empecé mi ahorro 😀 ) y también con mucha razón te habla sobre el fondo para emergencias. Te convence por 2 motivos importantes y muy sencillos: Es muy Sensata y es absolutamente Lógico. Además el libro es la mera botana jaja Muy simpática y graciosa.

A mí me prendió el asunto de las metas de inmediato, porque como me quiero ir de viajeeeeee -jaja-, pero tmb me subí al barco con lo demás.

Ahora, a lo que voy: chambitas adicionales.

Yo tenía este paradigma y quizás haya quienes lo compartan: Yo pensaba que mi entrada de dinero debería ser lo que gano en mi trabajo (soy Ingeniera de Calidad en la Industria Automotriz). Y yo creía que el día que necesitara más dinero pues la cosa era fácil: pediría un aumento (Uy sí rete fácil, no?).

Pero para mí, aunque mis gastos se dividieran en cien cosas: luz, agua, celular, internet, etcéteraaaaaaaaaaa, mis entradas de dinero se conformaban por una solamente: mi trabajo, mi sueldo. Punto.

Con este libro entendí algo tan sencillo, que sólo con mi cabeza de melón no lo pude entender antes: Dinero es dinero.

Me explico :p

Todo el dinero que gane, aquí, allá o acullá, todo, TODO es bueno, sirve y paga las cuentas. Ella lo presenta así -fue donde me impactó-: habla sobre cuando nos quedamos sin trabajo y hay que salir adelante por un período de tiempo y presenta la idea de las entradas adicionales (No voy a abundar mucho porque el propósito de este post es que Compren el libro, de veras: LO NECESITAN, porque Todos lo necesitamos), pero les diré lo que comprendí cuando ella listó muchas cosas que uno puede hacer para ganar dinero mientras está sin trabajo “oficial”.

Entendí que yo puedo hacer esos trabajillos mientras tengo el “oficial” andando. Entendí, por ejemplo, que si los hago tendré más para guardar en mi meta (Mi viaje me tiene Traumada como verán :p).

Y qué creen? Lo hice! jajajajajaja

Hace tiempo vengo preparando un shampoo casero para un tío que se le cae mucho el pelo (Caía, debo aclarar 😀 ) y para una amiga con el mismo problema de alopecia. Es con puras cosas naturales, cero químicos. Les funcionó súper bien -quisiera que vieran fotos de la Vico y ese tremendo pelazo!- y se fue pasando la voz, así lo empecé a repartir entre mis familiares y mi amiga Vico con los suyos.

Y cuando leía ese capítulo, de veras, fue como si se abriera el cielo “Fabiola, ¿por qué no vendes el shampoo a la gente?”. ¿Por qué no lo ofrezco entre los compañeros de trabajo y amistades? ¿Por qué?

¿Por qué no se me había ocurrido antes? Muchacha cabeza de melón, Por qué! jajaja

Y bueno, al día siguiente (sí, a veces me tarda la chiluca meses o años, pero a veces es bien rápida :p ). Al meritito día siguiente lo ofrecí entre mis compañeros y qué creen? me compraron. Y me volvieron a comprar, y me volvieron a comprar, y me volvieron a (bueno ya entendieron).

Este primer mes con las ganancias pagué la renta, el cable/internet, y la factura del celular. Se imaginan lo que es eso? Se imaginan que alguien que pasa por la calle te diga Hey, toma para que pagues renta cable y celular? Ni al casooooooooo Y si lo hay digan dónde!

Ese dinero no me lo encuentro en la calle. Y salió de esa primer venta, este primer mes. Increíble no?

Y bueno, reconozco que me sirvió trabajar donde trabajo, porque con este nivel de estrés hay tan poco pelo! Y me da súper alegría que los primeritos que me compraron ya pidieron una segunda ronda, y lo recomendaron porque les está funcionando, gracias Dios! Porque ah, además de que lo hago con muchas ganas, me pongo a orar por él! así que va con todo! Como dijo Mayté cuando les conté: “Lleva el poder de la naturaleza y el de quien la creó”, Yeah! jaja

Pero no paré ahí. Díjeme yo: quiero ese viaje! (yo y mi trauma existencial) Qué otra “chambita” puedo hacer?

Y en eso estaba pensando un día en mi escritorio -cavilaba en qué otra cosa puedo venderme, oh, perdón, VENDERRR, aconsejada por esta oveja financiosa- cuando bajo el marco de la puerta se para el gerente de RH y me dice (oh, porque cuando te pones en las manos de Dios, ÉL OBRA!), así de la nada él llegó: “Fabiola, supe que hablas inglés, me darías asesorías? Te pago por hora (Y yo: MATANGA!).

Yo, que antes me hubiera dado flojera o hubiera pensado Híjole pero no soy maestra de inglés ni al caso, y además cuánto podría ganar? Nada que verrrr. Pero recordé algo que ella dice en su libro: Quizás una entrada sea poco, pero de gotas se hace el mar. Ah, me encantó.

Y luego dije: Fabiolita, dinero es dinero, así que como diría Brozo ÓRALE!

Así que le entré y ahora hasta doy asesorías de inglés jajajaja Con este primer mes gané lo suficiente para pagar (para que se den una idea): la gasolina del carro -de todo el mes, que no es poca con estos precios- y, digamos, 2 visitas al manicure.

Porque, oh, Dios, trabajando en maquila y entre puros hombres, con botas de seguridad horrendas, cabello recogido y trepada todo el día a las máquinas: Yo necesito esas visitas al manicure, las necesito como el aire!!!

Entonces, de chambitas anexas salió: renta, cable, internet, celular, gasolina y conservancia de femineidad. De la femineidá femenina de una!

Esos gastos son aprox el 75% de mis gastos fijos (!!!)

¿Se dan cuenta? Mi vida ha cambiado, de veras.

Y le agradecí muchísimo a Mayté por regalarme este libro, porque aunque se vea así sencillo y no te lo puedas imaginar, de verdad es un libro que TE CAMBIA la vida. Porque te cambia tu manera de ver tus finanzas, te ayuda a ser más administrado y, sobre todo, te enseña que no es ser tacaño quien cuida el fruto de su trabajo, y lo disfruta!

Porque te dice: Gasta, sí, gasta, pero en lo que debes, en lo que te satisfaga, en lo que te produzca bienestar. No gastes en recargos de las tarjetas de crédito, ni en multas de los bancos, no le regales tu dinero a las instituciones, úsalo -como yo- para irte de viaje (sigo traumada).

Me convenció de quedarme con sólo 1 tarjeta de crédito, yo que me sentía rara de tener sólo 1! De no pensar: bueno, les pago 500 de recargos total que. No, porque son 500 que estoy quitándole a mi ahorro para mis metas especiales (y dale con el viaje, Fabiola).

En fin, quería compartir esto, porque verdaderamente es algo que tod@s debemos atender.

No más dinero regalado a los bancos, ni un peso más. Mi dinero, mi esfuerzo, mi trabajo es para mí, para mi familia, para mi futuro, para comprar cosas lindas a los que quiero y Sí! para irme de viaje :p

El blog de Sonia es http://www.blogylana.com/

Cómprenlo, en serio. Como yo, no se van a arrepentir. Aunque a mí me lo regalaron, yeah baby! Pero lo voy a regalar y lo voy a recomendar porque este libro no se debe dejar pasar por nada del mundo #CosasImperdibles.

Te da tips para pagar menos en tus tarjetas de crédito, en tus préstamos del banco, te dice cómo ahorrar en tus gastos regulares, y en qué te conviene invertir. Te explica los grandes términos financieros tan complicados en palabras tan sencillas que de veras: lo entiendes.

Y te das cuenta de que no está tan lejos de ti, después de todo, hacer algo por mejorar tus finanzas. Muchísimos tips encontrarán que estoy segura que los bancos no quieren que uno sepa :p

Así que feliz lectura y ya me contarán qué les pareció XD!

Ranting Away,

Fabs

@fabiola_vv

PD: Ah, por cierto, una de las chambitas posibles que lista en su libro es precisamente escribir uno, y buenooooo a mí que no me gusta escribir, vdd? :p  Pues ya hasta lo estoy armando! jaja  Es sobre lo que es ser mujer joven creyente, así que quién sabe, a lo mejor y pronto 😀

PD2 Octubre 03/2012: Sonia “So”, la autora leyó esta reseña y la colocó en su página, me creo 🙂

Click: Diario de una Oveja Financiera – Lo que dice la Gente