Juicing – Día 6

15 Ago

Ok, hoy es el día 6 y por fin empiezo a sentirme normal (:p) Es decir, hoy ya no me siento mareada casi nada, y el hambre se ha ido por completo, totalmente CERO HAMBRE. Creo que mi cuerpo ya se está acostumbrando a las vitaminas y minerales puros, y al estilo no azúcar, no grasa.

Me siento optimista, porque si tan sólo han pasado 5 días, entonces cómo se irá a sentir mi cuerpo luego de 30? Sé que muy requete-bien pero ya quiero verlo 😀

Mi jugo de desayuno (600ml):

la foto 1 (2)

  • 200 grs de espinacas
  • 10 zanahorias
  • 2 manzanas rojas
  • 1 pera
  • el jugo de 1 limón

Y éste mi jugo para el resto del día (2 lts):

la foto 4

  • 1 betabel grande
  • 4 pepinos
  • 5 zanahorias
  • 1 berenjena
  • 3 calabazas
  • 1 mazo de brócoli
  • el jugo de 2 limones

RICO!

He estado haciendo una lista de todas las cosas que quiero comer cuando termine el ayuno jaja el primer día de ayuno en mi lista puse “hamburguesa!”, el segundo “pizza y pan de ajo!” jaja. Curiosamente, ayer escribí: “mi carne molida con zanahorias y calabazas”. Y hoy al despertar puse: ” mi pescado a la parrilla, entero, con ensalada de calabazas crudas”…. Mmmmm veo una tendencia, ustedes? Ya veremos qué pongo según los días pasen 🙂

Me siento desinflamada del estómago, siento mis brazos moverse más libremente, eso tiene sentido? No los veo más delgados ni nada por el estilo, pero siento como si entre el hueso de los hombros y mis brazos hubiera más libertad de movimiento, es curioso. Estaré atenta a mi cuerpo todo este tiempo.

El otro día estaba pensando en las cosas deliciosas que hay que comer en el rubro de la comida No Saludable -Quién lo puede negar? Son deliciosas!- y se me antojaban tantas cosas, tantas, entonces escribí esto:

“Siempre va a haber comida que se me antojará; aunque esté fuera de un ayuno, en un día normal, y esté comiendo de TODO, aún así siempre habrá algo que se me va a antojar, otra cosa, ahora algo dulce, ahora salado, y esta vez frito, y quiero más, más, más… siempre me antojaré de algo más… Pero no me voy a comer toda la comida del mundo, o sí?”.

Eso me ayudó.

Otra cosa que he notado – y miren, el día 6 me ha puesto filosófica :p- es que cuán food driven nuestra vida social es… traduciendo sería algo como: la comida es el impulso de muchas cosas, y me estoy dando cuenta de cuánto uno puede aislarse por el sólo hecho de no comer comida “normal”.

Imagino a los veganos, los vegetarianos, los alérgicos, etc. asumo que ellos también deben sentirse aislados; porque estos días incluso me he llegado a sentir en conflicto porque amigos me dicen: “quiero platicar contigo, vamos a comer!”. “Hey, qué hacemos el fin de semana? Vamos a tal restaurante!”. “Oye esa película hay que verla, vamos al cine a verla y por unas palomitas”. Y así infinidad de cosas.

No he visto a mis amigos, no he platicado con muchos de ellos estos días, porque todo, todo, es comida, todo es restaurante, todo es un bar, una cerveza, una copa de vino, estar en un grupo donde al menos dos o tres fuman; todo es consumir, todo es darle y darle al cuerpo.

¿En qué momento el ser humano se volvió tan complaciente con su cuerpo? Le damos todo, todo lo que quiere, no decimos que no a nada; y quien le dice que no está loco. He escuchado estos días comentarios hacia lo que estoy haciendo, por supuesto el: “admiro tu tenacidad y ganas de estar saludable” -y gracias Dios por esas palabras!- pero mucho más de éstos: “te vas a enfermar”, “no es normal no comer sólidos”, “cómo es que no comerás carne? de dónde obtendrás las proteínas?”… y el peor: “Esto en realidad te hará subir de peso en lugar de bajar”. Ese último me asusta! ME ATERRAAAAA!

Pero pienso que la creación de Dios es perfecta, y mi cuerpo es creación; si mi cuerpo no puede con algo, él me lo dirá, mi cuerpo encenderá las alarmas, me desmayaré, se me bajará o subirá la presión, vomitaré, me dolerá la cabeza, mis ojos se pondrán amarillos, mi piel igual, se me romperán las uñas, etc. Mi cuerpo lo sabrá, y me lo va a decir, por eso estoy atenta a él. Me observo, me inspecciono, defino cómo me siento y aunque los primeros días estuve mareada, pienso que fue más por lo que ya estaba en mi organismo desde antes (y se estaba desechando). Porque si fueran los vegetales y las frutas me sentiría cada vez peor al irse acabando lo que llenaba mi organismo antes, lo normal, ¿no creen?

Además, nunca he sabido de alguien que sufra in infarto por comer demasiadas verduras, y ¿qué me dicen de la inversa? ¿Alguien ha escuchado de infartos por colesterol alto, por dietas altas en grasa, en carne? ¿Diabetes por comer mucha azúcar? Obvio sí. Aunque ningún extremo es bueno.

Así que ya veremos, mi meta son 30 días, pero no voy a sacrificar mi salud. Si me detecto mal, freno. Y listo. No pasa nada.

Ah! para colmo viene mi cumpleanos! jajaja el 23 de Agosto es mi cumple 😀 y no saben los pleitos que he tenido con amigos porque están enojados de que haya hecho este ayuno en este mes, así no podré festejar de manera “normal”: pastel, chocolates, bebidas, comidas, etc. Les dije que me regalaran una canasta con frutas y verduras, pero no quieren. La comida es un paradigma tan fuerte en nuestra sociedad.

En todas partes dicen “los niños odian los vegetales”, bueno tal vez no los odiarían si no les dijéramos todo el tiempo que los odian, no creen?! Los hemos criado así.

¿Por qué nadie me quiere regalar una canasta de vegetales y frutas en mi cumpleaños? ¿Por qué nadie entiende que estoy haciendo esto para sanarme a mi misma, y que, aunque no coma sólidos, este cumpleaños bien podría ser el más significativo de mi vida? Porque yo al fin estoy haciendo algo por mi salud integral DE POR VIDA. ¿Por qué la sociedad no lo comprende? ¿Por qué para todo evento o reunión tenemos que estar empujando cosas por nuestra boca?

Lo hice este mes porque en septiembre me voy de viaje a Europa y quiero estar sana por allá y poder caminar con mayor facilidad. Allá sí comeré comida sólida, por supuesto, pero creo que cada día me inclino más a una dieta alta en vegetales, granos, etc y con derivados del reino animal sólo 2 veces por semana.

Ok, este fue un post largo pero era importante para mi dejar por acá lo que estoy viviendo, sé que muchos que elijen esta desintoxicación lo vivirán también. ¿Hay alguien allá afuera que sí me entienda? Ojalá.

fabs

Una respuesta to “Juicing – Día 6”

  1. Laura agosto 17, 2015 a 6:20 am #

    Realmente yo no creo que vayas a engordar o a rebotar después, porque lo mas importante es que has estado limpiando tu mente también y creo que lo justo es que de ahora en adelante le des a tu cuerpo la comida sana que se merece: se me antojo el pescado a la parrilla con calabazas crudas jajaja, mi hija de 15 años comenzó una dieta y bajo 5 kilos en 2 meses, pero en medidas bajo un montón y el nutriologo dice que en grasa bajo 8 kg y que dejo de comer?édisminuyo hasta casi cero el azucar y las harinas refinadas, eso es todo, asi que si tu sigues esa regla básica después no creo que tengas problemas, me parece genial que no te peses diario y estoy segura de que tu cuerpo esta mucho mas sano ahora, animooooooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: